Tiempo de lectura: 4 minutos

Energía consumida

Uno de los apartados de la factura de la luz más importantes es, sin duda, el de la energía consumida, pues es la parte que depende de directamente los consumidores.

La energía consumida en la factura de la luz

La energía consumida es uno de los apartados más relevantes que puedes encontrar en la factura de la luz y que corresponde al importe que se paga por la cantidad de luz que ha consumido tu negocio durante el periodo indicado de facturación.

Puedes encontrar esta información relativa al consumo, en la parte superior de la factura, en el resumen de facturación.

Además, en la información sobre el consumo eléctrico en la factura puedes consultar el consumo realizado en el periodo de facturación, medido en kW consumidos por hora. En el caso de Novaluz añadimos además una gráfica para que tengas siempre presente la evolución del consumo de luz de tu negocio en los últimos meses. Un histórico que te será de gran ayuda para cuadrar los gastos y tratar de optimizar al máximo el consumo energético derivado de la actividad de tu empresa.

También podrás encontrar otra información de tu interés como el consumo medio diario o el consumo acumulado. Dos métricas que también pueden serte de utilidad.

Por supuesto, es importante analizar todos los apartados de la factura, pero si hay alguno en el cual has de prestar una mayor atención, es este.

Término de consumo o término de energía

El término de consumo, conocido también como término de energía, hace referencia al precio del kilovatio hora (kWh). Es la parte variable de la factura, ya que depende del consumo que hayas realizado durante un periodo de tiempo determinado. A mayor consumo, mayor será el precio a pagar en €/kWh. En caso de no haber realizado consumo alguno en el periodo, este concepto será cero (a diferencia de lo que ocurría con el término de potencia).

Eso sí, este precio será diferente en función de si el consumidor está en el mercado libre o en el regulado:

  • En el caso del mercado libre es posible tener el mismo precio a todas horas del día o tener discriminación horaria en dos o tres tramos. La oferta depende de cada compañía eléctrica.
  • La situación de los usuarios del mercado regulado es diferente, pues tienen discriminación horaria obligatoria en tres tramos: punta, llano y valle.

Las comercializadoras son libres de fijar sus propios precios. En el caso de la tarifa de Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC) el importe de la electricidad se fija en función de la oferta y la demanda de la energía en el mercado eléctrico.

Calcular el término de consumo

Para calcular el término de consumo, tienes que multiplicar el precio de la energía por el consumo realizado (en kW/h).

Cuando existe discriminación horaria, tendrás que multiplicar el precio de cada franja horaria por el consumo realizado durante ese periodo. Para obtener el total del término de consumo se sumarán los términos de consumo de todas las franjas horarias.

Es el caso, por ejemplo, de nuestra factura de la luz. En la misma indicamos el término de consumo que corresponde a cada una de las franjas horarias. De este modo, siempre tendrás disponible este cálculo para invertir el menor tiempo posible en la optimización del consumo energético de tu negocio.

Cómo reducir el consumo de energía

Aunque el precio de la luz puede sufrir variaciones al alza, es posible tomar medidas para reducir el consumo de energía y la factura de la luz:

  • Utilizar bombillas de bajo consumo o LED. Sobre todo, estas últimas
  • Utilizar la luz natural durante todo el tiempo posible.
  • Fijar la temperatura de la calefacción y el aire acondicionado alrededor de los 20 °C.
  • Apagar el ordenador y otros dispositivos cuando no se estén utilizando.
  • Desconectar todos los aparatos que no estés usando (el stand-by o consumo fantasma es uno de tus mayores enemigos).
  • Limpiar focos y lámparas. El mantenimiento es clave.
  • Pintar los techos y las paredes de las estancias en colores claros para reducir al mínimo la cantidad de luz necesaria para proporcionar una correcta iluminación a las estancias.
  • Cambiar los aparatos eléctricos viejos por nuevos, ya que consumen menos. El etiquetado energético A es el mayor aliado de tu empresa.

Para un negocio, la energía consumida representa una parte importante de los gastos mensuales. Además, la diferencia de precios y consumos de energía puede ser la diferencia entre una empresa con beneficios o una que presente pérdidas. Por eso, aplicar estas medidas de reducción de consumo es bueno para tu bolsillo, tu negocio, y también para el planeta.

A modo de conclusión, señalar que la energía consumida es el importe que se paga en la factura de la luz por el consumo que se ha realizado de energía durante un periodo de facturación determinado. El término de consumo es la parte variable de la factura y hace referencia al precio por kW/h. En el mercado libre es posible tener el mismo precio en todas las horas, mientras que en el mercado regulado existe discriminación horaria en tres franjas, valle, punta y llano. Para calcular el término de consumo es necesario multiplicar el precio del kW/h por el consumo realizado. Para disminuir el consumo y la factura de la luz es recomendable llevar a cabo acciones como el uso de bombillas LED o aprovechar al máximo la luz natural.

¡Únete a nuestra Newsletter!

¿Quieres resolver estas dudas y otras con tu gestor energético asignado de Novaluz?

Contacta con nosotros y podrás conocerlo desde el inicio del proceso de alta.

Contacta
grafico de moviles