Tiempo de lectura: 4 minutos

Impuesto sobre la electricidad

Si alguna vez has analizado la factura de la luz, seguro que te habrás fijado en que hay varios impuestos que se aplican en ella, entre ellos, el Impuesto sobre la Electricidad.

Si te preguntas qué es el Impuesto sobre la Electricidad y por qué hay que pagarlo, sigue leyendo. Hoy, desde Novaluz, te contamos en qué consiste:

Qué es el Impuesto sobre la Electricidad

Uno de los apartados que se pueden encontrar en la factura de la luz es el Impuesto sobre la Electricidad. Se trata de uno de los impuestos especiales que existen en nuestro país y que gravan ciertos productos, como pueden serlo también la gasolina o el tabaco.

El importe que corresponde aplicar no depende de la tarifa de la luz. Indistintamente de cual tengas contratada, el impuesto sobre la electricidad es un 5,113 % del término de potencia y de consumo. Sin embargo, como veremos más adelante, este impuesto se ha reducido con motivo de la actual crisis energética.

El origen de este impuesto está en la ayuda que necesitaba el sector minero de España. Sin embargo, actualmente lo recaudado con el Impuesto sobre la Electricidad, se destina a otros sectores clave como la sanidad, la educación y otros sectores públicos.

Características del Impuesto sobre la Electricidad

Al ser un impuesto especial, el Impuesto sobre la Electricidad tiene unas características diferentes al resto de impuestos estatales. Las características más destacadas son:

  • Su origen está en la recaudación de lo que antes se denominaba coste específico de la minería del carbón. Con el Impuesto sobre la Electricidad se compensa la eliminación del recargo que existía antes para paliar la problemática del sector minero.  De este modo, la comercializadora recauda el importe para el Gobierno, que lo destina a partidas públicas.
  • Grava tanto el término de potencia como el término de consumo, aunque es un impuesto de fabricación.
  • Al Impuesto sobre la Electricidad se le aplica el IVA correspondiente a la factura en cuestión, al igual que al resto de los conceptos de la factura.
  • Es una parte muy pequeña de la factura en comparación con otros conceptos, como el propio IVA, ya que consiste en un 5,113 % del importe del término de consumo y de potencia.

Por qué hay que pagar un Impuesto sobre la Electricidad

El Impuesto sobre la Electricidad lo pagan todos los ciudadanos y empresas que tienen contratado el suministro eléctrico, con independencia del consumo que realicen.

Sirve para recaudar fondos públicos y destinarlos a diversas partidas estatales que redundan en el beneficio global de la sociedad.

Además, el Impuesto sobre la Electricidad tiene como objetivo garantizar un uso responsable de los recursos limitados que ofrece, proteger el medio ambiente y promover prácticas adecuadas y responsables para con la salud de las personas.

Cómo calcular el Impuesto sobre la Electricidad en la factura de la luz

Como hemos visto anteriormente, el Impuesto sobre la Electricidad es un impuesto especial fijado por el Gobierno y que consiste en un 5,113 % sobre el total de los términos de potencia y consumo eléctrico.

Vamos a ver un ejemplo de cálculo del Impuesto sobre la Electricidad:

Para comenzar, debemos calcular, en primer lugar, el término de potencia y el término de consumo.

Supongamos un consumo eléctrico de un cliente de 500 kWh y una potencia contratada en la vivienda de 5,75 kW. El precio que tiene establecido en su contrato es de 0,12330 €/kWh. De este modo, obtendríamos los siguientes resultados:

  • Término de consumo: 500 kWh x 0,12230 €/kWh = 61,15 €
  • Potencia contratada: 5,75 kW x 2 meses x 3,50 €/mes = 40,25 €
  • Total de la potencia contratada más el término de consumo: 101.40 €
  • Impuesto sobre la Electricidad: 5,113 % sobre 101,40 €= 5,184 €
  • IVA: 21 % sobre 101,40+5,184= 22,38 €
  • Total de la factura: 101,40+5,184+22,38= 128,96 €

Impuesto sobre la electricidad 2022

El 30 de marzo de 2022 se publicó el Real Decreto que aprueba medidas urgentes en relación con la factura eléctrica y los impuestos relacionados con ella y los hidrocarburos. Las medidas sancionadas fueron las siguientes:

  • Impuesto sobre el Valor Añadido, reducción del tipo de IVA al 10 %, para consumidores con potencias contratadas de hasta 10 kW.
  • Impuesto sobre el Valor de la Producción de la Energía Eléctrica: queda suspendido de forma provisional (al menos, durante el segundo trimestre de 2022).
  • Impuesto Especial sobre la Electricidad, se reduce al 0,5 %.

En resumen, el Impuesto sobre la Electricidad es uno de los impuestos especiales que gravan la fabricación que existe en nuestro país. Sirve para compensar la eliminación del cargo para la minería y se aplica sobre el consumo y la potencia contratada, siendo el tipo del 5,113 %. Su objetivo es recaudar fondos públicos que se utilizan para educación y sanidad, entre otros. En el año 2022, su porcentaje ha sido reducido al 0,5 %, al igual que otros tributos han sido suspendidos o reducidos.

¡Únete a nuestra Newsletter!

¿Quieres resolver estas dudas y otras con tu gestor energético asignado de Novaluz?

Contacta con nosotros y podrás conocerlo desde el inicio del proceso de alta.

Contacta
grafico de moviles