Tiempo de lectura: 4 minutos

Contaminación digital: cómo puedes reducirla en tu empresa

Apostar por el desarrollo sostenible y el cuidado del medioambiente se ha convertido en una práctica habitual que abrazan muchas empresas, pues de esta forma se pueden beneficiar de muchas ventajas, como proyectar una mejor imagen, reducir costes haciendo un uso óptimo de sus recursos, ayudar a cuidar el entorno en el que vivimos y mejorar la eficiencia energética de su propio negocio.

La contaminación digital es un problema para las empresas actuales, pues tienen una gran dependencia de la tecnología y de los productos digitales para poder realizar sus procesos y tareas del día a día.

Qué es la contaminación digital

La contaminación digital hace referencia al exceso de emisiones de carbono asociadas a las prácticas digitales o al uso de las nuevas tecnologías. Reducir la huella de carbono digital se ha convertido en el objetivo de muchas empresas, que son conscientes de la importancia de utilizar procesos renovables y energías verdes para garantizar que los recursos actuales del planeta lleguen en las mismas condiciones a las generaciones venideras.

La contaminación digital se puede dividir principalmente en dos grupos diferentes: la contaminación generada por los centros de datos e infraestructuras de red (proveedores de servicios cloud) y la contaminación generada por la propia empresa, por el uso de dispositivos y equipos electrónicos (servidores, ordenadores, dispositivos móviles y de red…).

Cómo puedes reducir la contaminación digital

Aunque los métodos que se emplean para la mayoría de procesos relacionados con las tecnologías de la información y la comunicación tienen menor impacto en el entorno que los procesos tradicionales (analógicos, manuales…), la realidad es que no son inocuas para el planeta y producen contaminación. Reducir esta contaminación digital es posible de distintas formas:

 

Utilizando energías renovables

Los dispositivos y equipos tecnológicos e informáticos funcionan mediante corriente eléctrica, por lo que uno de los principales factores para reducir la contaminación digital de una empresa debe ser apostar por un operador que ofrezca acceso a energía limpia y renovable.

 

Prolongando la vida de los recursos TI

La contaminación generada por los equipos y dispositivos estropeados y obsoletos se puede reducir de forma notable con una buena planificación en la inversión y contando con un servicio de mantenimiento predictivo. De esta forma, se podrán utilizar los recursos tecnológicos e informáticos por mucho más tiempo para reducir la contaminación digital y conseguir también disminuir los costes.

 

Reduciendo la contaminación latente

Este concepto de contaminación latente está asociado al incremento constante de los recursos necesarios para el almacenamiento de datos. Abrazar buenas prácticas como la limpieza de correos electrónicos, no almacenar en la nube datos duplicados o guardar solo información realmente valiosa, ayuda a reducir esta contaminación digital latente (al no ser necesarios tantos recursos para el almacenamiento de datos).

 

Utilizando servicios en la nube alojados en centros de datos eficientes

Los centros de datos, o data center TIER IV, son eficientes energéticamente. Es decir, utilizan sistemas y tecnología especialmente enfocada al ahorro energético y al consumo de energía limpia.

Cómo puedes reducir la contaminación digital si eres autónomo

Evitar la contaminación siendo autónomo es más complejo por las características propias que presentan este tipo de profesionales, donde los recursos y el tiempo disponible son menores al disponer de una estructura empresarial más limitada o reducida. Veamos cómo puedes aunar medioambiente y tecnología si eres autónomo con una serie de consejos:

  • Externaliza la gestión de la energía de tu empresa con una energética especializada en pymes, que te garantice la mejora rentabilidad y servicio adaptado a las necesidades de tu negocio (ahorrarás tiempo y dinero, y te podrás dedicar a otras tareas más importantes y valiosas de tu negocio).
  • Emplea sistemas de iluminación inteligente para poder reducir el consumo eléctrico, sin necesidad de reducir la luz que necesitas para realizar tus procesos y tareas de negocio.
  • Utiliza la suspensión programada de los equipos informáticos para que se pongan en modo de consumo mínimo cuando no los estés utilizando.
  • Elimina los correos electrónicos que no son relevantes o valiosos y así reducir el espacio necesario para su almacenamiento en la nube.
  • Apaga los dispositivos electrónicos de tu oficina en horario no laboral. Incluso si los equipos están apagados tienen un pequeño consumo (modo stand by), por lo que lo ideal es desconectarlos de la red eléctrica o implementar un sistema que desconecte por completo su suministro eléctrico.
  • Invertir en nuevos dispositivos tecnológicos solo cuando sea necesario, por ejemplo, no cambiar de teléfono móvil solo por acceder al último modelo del mercado.

 

Para reducir la contaminación digital que genera tu empresa es importante que, en primer lugar, apuestes por un consumo energético basado en energías limpias y renovables, pues todos los recursos TIC necesitan electricidad para su funcionamiento.

En Novaluz, buscamos la mejor solución en lo que a eficiencia energética para empresas se refiere. De este modo, tu empresa pueda realizar su actividad de forma eficiente, ahorrando al mismo tiempo en el consumo y consiguiendo que el negocio sea más rentable, así como reduciendo su huella de carbono en el medio ambiente.

¡Únete a nuestra Newsletter!

¿Quieres resolver estas dudas y otras con tu gestor energético asignado de Novaluz?

Contacta con nosotros y podrás conocerlo desde el inicio del proceso de alta.

Contacta
grafico de moviles