Tiempo de lectura: 5 minutos

Tramos de potencia eléctrica: cómo influyen en tu empresa

Uno de los factores que debemos tener en cuenta al contratar una tarifa de la luz para nuestro negocio son los tramos de potencia eléctrica. Este aspecto es muy importante porque se corresponde con la máxima potencia que podremos utilizar en el negocio y, por ende, el número de dispositivos electrónicos que podemos tener funcionando al mismo tiempo.

 

Si bien es cierto que los tramos son iguales en todas las comercializadoras, la contratación varía en función del tipo de instalación. Las potencias normalizadas están reguladas por el Gobierno y desde que entró en vigor el Real Decreto-Ley 15/2018, los consumidores pueden contratar lo que estimen oportuno, siempre y cuando se cumpla con la normativa vigente.

Qué es la potencia normalizada

Hay que entender la potencia normalizada como la capacidad que tiene una instalación eléctrica para soportar la carga de todos los aparatos eléctricos conectados. ¿Qué es lo que suele pasar si no fuera así? Lo más habitual es que salten los plomos. Por dicho motivo, es tan importante ajustarla y evitar así que se produzcan contratiempos.

En función de la potencia elegida, la tarifa de la luz también va a variar. Por ejemplo, las tarifas de empresas, con potencias que oscilan entre los 10 a 15 kW corresponden a 2.0TD. Si fueran superiores a 15 kW, la tarifa que se ha de ajustar es la 3.0TD o superior. Asimismo, cabe indicar que no existe una potencia eléctrica específica para las empresas, por lo que una pyme puede optar por una tarifa doméstica, así como por una superior.

Teniendo en cuenta nuestras necesidades, tendremos que elegir una potencia u otra. Asimismo, siempre se podrá cambiar en función de los tramos que estén vigentes. Por lo tanto, cualquier empresa que quiera ahorrar en la factura de la luz deberá reducir la potencia, cambiar la tarifa o elegir una nueva comercializadora.

Qué son los tramos de potencia eléctrica

Inicialmente, el negocio tiene que conocer cuál es la demanda aproximada de electricidad para contratar la alternativa más conveniente. Conocer los tramos en el contrato de la luz es un aspecto que no debe tomarse a la ligera.

Normalmente, un restaurante suele necesitar unos 15 kW de potencia y un pequeño local no supera los 5 kW. Asimismo, hay autónomos que trabajan en pequeñas oficinas, que tendrían suficiente con una tarifa 2.0. No obstante, antes de elegir la potencia más adecuada, hay que saber si la empresa cuenta con una instalación monofásica o trifásica.

Cuando se realizan las gestiones de luz para empresas, lo más conveniente es poder hablar directamente con una persona que solvente nuestras dudas, un asesor energético dedicado, figura con la que contamos en Novaluz para, entre otras cosas, dar indicaciones sobre la potencia a contratar, puesto que es igual de perjudicial contratar más de la cuenta que quedarse corto.

En este sentido, se estudiarán una serie de variables y se podrá acceder a las últimas facturas de la luz o al histórico para acertar con la elección. Un estudio que desde Novaluz realizamos de forma gratuita y sin ningún tipo de compromiso. Para más señas, estos son algunos de los factores que se deben valorar inicialmente.

La actividad empresarial

Tal como hemos indicado anteriormente, hay negocios e industrias que necesitan más potencia que otras. Todo dependerá del tipo de actividad que desempeñen.

Las dimensiones del local 

La demanda energética será mucho mayor en función de los metros cuadrados y de las dimensiones del local en cuestión.

Aparatos eléctricos conectados

Podremos hacer un cálculo aproximado si accedemos a las fichas técnicas de los dispositivos.

Funcionamiento de los aparatos eléctricos 

Se refiere al período en el que los aparatos eléctricos funcionan de manera simultánea. Para ello tendremos que tener en cuenta cuándo se desarrolla el período de actividad de cada empresa. Una empresa cuya actividad se desarrolla exclusivamente por la mañana necesitará menos potencia que otra cuya actividad se desarrolle por la mañana y por la tarde, puesto que la segunda necesitará tener sus aparatos eléctricos conectados durante más tiempo.

El número de empleados

Este es otro dato a tener en cuenta, ya que en función del número de trabajadores y los aparatos electrónicos que se utilicen, la demanda aumentará.

Finalmente, cabe indicar que los tramos de potencia eléctrica normalizada aprobados por el Gobierno varían en función del tipo de instalación. Si se trata de una monofásica, se contemplan: 2,3 kW; 3,45 kW; 4,6 kW y 5,75 kW. Si la instalación es trifásica son algo mayor: 6,928 kW; 10,392 kW; 13,856 kW y 17,321 kW.

¿Puedes modificar la potencia normalizada en tu empresa?

La potencia contratada en un negocio puede modificarse siempre y cuando sea necesario. Sin embargo, es conveniente saber que las distribuidoras de electricidad solo permiten realizar un cambio al año. Por esta razón, hay que hacer un buen cálculo para hacer una estimación acertada. En este sentido, recurrir a un experto es lo más recomendable. Precisamente para no hacer un cálculo erróneo que pueda afectar a la actividad de nuestra empresa. De nuevo, siempre que lo necesites y de forma totalmente gratuita, aquí nos tienes para que te echemos una mano.

Asimismo, el empresario debe saber que la reducción y el aumento de potencia lleva un coste asociado. En el primer caso, la gestión será de 10,94 euros, un importe que se pagará en concepto de derechos de enganche. En la segunda opción, se tendrá que abonar como derechos para subir la potencia contratada, según los kW que se quieran aumentar.

Además, hay que saber que los suministros que tengan una potencia superior a 15 kW cuentan con un maxímetro. Este dispositivo calcula la potencia en períodos de tiempo de 15 minutos para obtener la media. Si la demanda es mayor, el suministro no se verá afectado por ninguna interrupción.

En conclusión, conocer cuáles son los tramos de potencia eléctrica y cómo afectan a la factura de la luz es muy importante. Esto nos permitirá elegir con mayor criterio la tarifa adecuada para nuestro negocio con el fin de optimizar la demanda energética. Desde Novaluz ofrecemos tarifas especializadas tanto para empresas como pymes y autónomos. Gracias a nuestra Tarifa Techo PYME te protegerás frente a las subidas en el coste de la energía, pero al mismo tiempo también te beneficiarás de las bajadas. Pídenos más información y encantados te la proporcionaremos.

¡Únete a nuestra Newsletter!

¿Quieres resolver estas dudas y otras con tu gestor energético asignado de Novaluz?

Contacta con nosotros y podrás conocerlo desde el inicio del proceso de alta.

Contacta
grafico de moviles